Empresarios de hidrocarburos piden no realizar compras de pánico

Comparte en tus redes sociales:

Ciudad de México. La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), unión de asociaciones de empresarios de la industria de hidrocarburos líquidos más grande de México, llamó a no realizar compras de pánico y manifestó su respaldo al gobierno mexicano en el combate al robo de combustible.

Advirtió que quienes adquirían gasolinas y diésel en puntos de venta clandestinos han regresado a las estaciones de servicio, una situación que en algunas partes del país ha disparado los consumos y reducido los inventarios habituales al elevarse la demanda.

“Onexpo Nacional manifiesta su total apoyo a las autoridades federales en la necesaria y urgente tarea de abatir de manera integral la práctica del robo de combustibles en nuestro país”, dijo en un comunicado este lunes, luego de que se registraron casos de desabasto en gasolineras del país.

La organización respaldó además las determinaciones asumidas por el Ejecutivo federal y la coordinación que mantiene con Petróleos Mexicanos (Pemex) y las asociaciones estatales de la Onexpo, con la finalidad de resolver el suministro de productos a las estaciones de servicio”.

Onexpo Nacional “impulsa, por principio, las mejores prácticas de comercio en el mercado de hidrocarburos líquidos. Y no defiende, por lo mismo caso alguno de quienes puedan incurrir en conductas contrarias a la legalidad y al buen funcionamiento del mercado”, explicó en el comunicado.

Las estaciones de servicio cuentan con sistemas de información exactos e inviolables, mediante los cuales los empresarios de la estaciones de servicio informan y cumplen sus obligaciones ante la Comisión Reguladora de Energía y el Servicio de Administración Tributaria, comentó.

Instó a los consumidores a abastecerse de combustible “con racionalidad” y evitar las compras de pánico para “coadyuvar así a la completa regularización del abasto y a la normalidad en el consumo de combustibles”.

En relación con el desabasto de combustibles, pidió a sus asociados a que tomen en cuenta el consumo de combustibles por la mayor presencia de vacacionistas y factores estacionales.

“Consideramos que superar el retraso temporal en el suministro de combustibles a estaciones de servicio puede requerir de medidas adicionales de transporte y de almacenamiento que permitan niveles más elevados de inventarios en las Terminales de Almacenamiento y Reparto afectados, (TAR) y, en consecuencia, en los volúmenes abastecidos a las estaciones de serviciom”, agregó Onexpo.

Algunos factores que inciden en las variaciones en la distribución de petrolíferos de uso automotriz son que más de 70 por ciento de gasolinas y diésel se importa por puertos marítimos, además que las TAR, en su mayoría, fueron diseñadas para recibir los productos por poliducto, explicó en su comunidado.

Para eficientar la distribución y el reparto mediante autotanques (aun cuando se estima que esta forma de transporte es hasta 14 veces el precio del transporte por ducto) pueden implantarse acciones adicionales de suministro con las diversas asociaciones de transportistas para lograr inventarios más altos en lugares con mayor demanda de combustibles, destacó.

La Onexpo reiteró que el problema del huachicol genera daño a los consumidores por la dudosa calidad de producto y al empresario gasolinero por la competencia desleal que lo afecta directamente con la disminución de ventas. También apuntó que daña a la recaudación fiscal porque se le priva de ingresos por pago de impuestos y a Pemex, por las pérdidas al erario y al ambiente, así como la afectación de lugares donde es dañada la infraestructura de Pemex.

Via La Jornada