Retoma Uber las pruebas sin conductor

Comparte en tus redes sociales:
La conducción manual le permite a la firma recopilar datos que pueden utilizarse para pruebas en una vía cerrada.
La compañía señaló que busca aumentar sus pruebas. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer Uber puso de nuevo en las calles sus vehículos de autoconducción para realizar pruebas, a nueve meses de que uno de sus coches autónomos golpeó y mató a un peatón.

TE RECOMENDAMOS: Hoy inicia oficialmente el invierno y Google le da la bienvenida en un Doodle

El regreso a las calles de Pittsburgh, Pennsylvania, es a una escala mucho menor respecto al programa anterior, que se suspendió en marzo tras el accidente en Tempe, Arizona.

Los automóviles se van a conducir durante las horas del día en un clima seco entre semana a velocidades por debajo de 25 millas por hora (alrededor de 40 kilómetros por hora) en un circuito de una milla (aproximadamente 1.6 kilómetros) entre dos oficinas de Uber.

La compañía señaló que busca aumentar sus pruebas, y anunció que comenzará a conducir vehículos autónomos, bajo el control manual de operadores humanos, en las calles de San Francisco y Toronto.

La conducción manual le permite a la firma recopilar datos que pueden utilizarse para pruebas en una vía cerrada. Uber tendrá que buscar la aprobación del departamento de vehículos de motor de California y del gobierno de Ontario para conducir en modo autónomo.

“Solamente vamos a buscar regresar con los vehículos de autoconducción a las calles de esas ciudades en coordinación con las autoridades federales, estatales y locales”, dijo Eric Meyhofer, jefe de Advanced Technologies Group (Grupo de Tecnologías Avanzadas) de Uber.

El regreso a las calles ha sido lento. La firma primero dijo que tenía planeado comenzar de nuevo las pruebas en el hemisferio norte en el verano, pero el proceso se atrasó hasta el otoño y al invierno mientras Uber trabajaba para lograr que su software pudiera pasar más de 70 pruebas en pistas, en producir un informe de seguridad y en obtener la aprobación de los reguladores de Pennsylvania.

Tras el accidente de Tempe, Uber revisó su software y sus pruebas e hizo varios cambios, entre ellos el uso de dos operadores de seguridad en los vehículos en todo momento, instalar un software de monitoreo del conductor y mantener encendido todo el tiempo el sistema de frenos de emergencia en sus vehículos.

Telediario