En la Ciudad de México, 20 años de gobiernos perredistas llegarán a su fin este 5 de diciembre, cuando Claudia Sheinbaum, de Morena, tome protesta como la octava jefa de Gobierno de la capital. Entre sus principales desafíos destacan la pacificación de la ciudad y el combate a la corrupción.

De acuerdo con el Semáforo Económico de México, ¿Cómo Vamos?, la capital del país muestra buenos indicadores en rubros como generación de empleos y deuda pública; hay otros donde las cosas no marchan del todo bien, como lo son crecimiento económico y la seguridad pública.

Para el senador Emilio Álvarez Icaza, es justo en la inseguridad donde se encuentra el principal desafío de la jefa de Gobierno.

“La seguridad es un tema que se ha desbordado, es un tema que nos preocupa. Hemos visto cómo de distintas maneras, pero la ciudad está viviendo lo que vivieron otros estados de ajuste de cuentas, de decapitados, de ajusticiamientos, de balaceras, cosas que en la ciudad no sucedían. Vemos que también hay fenómenos como el cobro de piso”, expuso.

Dijo que esos eventos de inseguridad son una alarma para la administración local, la cual deberá ser reconocida y atendida por Claudia Sheinbaum, pero sin que apueste a un modelo que signifique reducir derechos.

De acuerdo con cifras de septiembre pasado del Observatorio Nacional Ciudadano, la Ciudad de México ocupa se encuentra entre los primeros cinco lugares a nivel nacional en delitos como secuestro, trata de personas y violación.

El también exaspirante a una candidatura independiente a la Presidencia expuso que, hasta ahora, hay algunas decisiones con las que no está de acuerdo con Sheinbaum, y una de éstas es haber eliminado las fotomultas, pues, aunque a muchos no les guste, éstas han salvado vidas; tampoco, dijo, concuerda con el nombramiento de Ernestina Godoy como titular de la PGJ.

El Economista