CDMX REPROBADA EN SEGURIDAD VIAL; LOS ATROPELLAMIENTOS SON UNA CONSTANTE

Comparte en tus redes sociales:

LOS ATROPELLAMIENTOS SON UNA CONSTANTE

A pesar de las acciones emprendidas por el Gobierno capitalino para reducir las muertes, las cifras están lejos de la meta.

En el marco del Día Mundial de Víctimas de Accidentes de Tráfico la Ciudad de México, que se conmemorará el 18 de noviembre, la Ciudad de México no tiene nada que celebrar; cruzar las calles y avenidas sigue siendo un “deporte extremo” para los ciudadanos.

A pesar de que durante la actual administración se implementaron diversos programas con la finalidad de evitar muertes por atropellamiento, esta cifra se mantuvo con un promedio de 20 personas al día.

El año en el que se registró el menor número de decesos fue 2015, con 768 defunciones.

Sin embargo, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que del total de 367 mil 789 de personas atropelladas en 2017, 12 mil 321 ocurrieron en la CDMX.

Las acciones

Cruces más peligrosos de la cdmx. elbigdata, bigdatamx

Los primeros pasos fueron la Ley de Movilidad en 2014 y en 2016 la entrada en vigor del Reglamento de Tránsito y la publicación del Programa Integral de Seguridad Vial de Mediano Plazo 2016-2018 (PISVI).

Ese mismo año llegó Visión Cero, el programa estrella de esta administración, que incluye un conjunto de políticas públicas para salvar vidas en hechos viales.

Se enfoca en la construcción de un sistema de calles seguras a partir de intervenciones de diseño vial, aplicación de la ley y cultura de la movilidad, y como parte de esto se comenzaron aplicar las fotomultas.

“Sin embargo, desde la adopción e implementación de la Visión Cero, y a pesar del trabajo realizado, la Ciudad de México no avanzó suficientemente hacia las ambiciosas metas que se había propuesto a sí misma”, cita un informe de agosto de este año del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo  (ITDP) México.

Es por ello que la sociedad civil pide a la próxima administración no abandonar la política de seguridad vial y que los esfuerzos realizados por la autoridad saliente sean aprovechados para lograr mayores y mejores resultados en los próximos años.

Lejos de la meta

El objetivo planteado por el Gobierno capitalino para el periodo 2016-2018 era disminuir 35% el número de muertes por accidentes viales y 50% para 2021.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) local, entre 2014 y 2017 el número de hechos se redujeron 11%, mientras que las muertes aumentaron 75% y las lesiones disminuyeron 13 por ciento. La Procuraduría General de Justicia reporta una disminución de 21% de 2015 a 2017.

Claudia Vadillo, coordinadora del estudio del ITDP México, indicó que aunque hubo logros como la reducción de los límites de velocidad; la implementación de radares de velocidad y fotomultas, así como la intervención de cruces peligrosos para peatones, existen varios pendientes.

Entre ellos destacan la creación de la Agencia de Seguridad Vial, el Sistema Único de Información de Seguridad Vial, rutas peatonales seguras y la aplicación de exámenes teóricos y prácticos para expedir licencias de conducir.

Asimismo, falta la implementación de entornos escolares seguros, la creación de un sistema de inspección técnica de vehículos, la difusión de un protocolo de atención a víctimas de hechos de tránsito y un programa para cumplir con el seguro de responsabilidad civil.

Sergio Andrade Ochoa, coordinador de seguridad pública en la Liga Peatonal, afirmó que las estrategias implementadas por el Gobierno capitalino son buenas; sin embargo, están muy focalizadas en alcaldías como Cuauhtémoc y Benito Juárez, dejando de lado demarcaciones donde también hay alto índice de accidentes como es el caso de Iztapalapa o Azcapotzalco.

Infraestructura vial

Los especialistas en la materia aseguran que urge un cambio en la infraestructura vial, para que haya una concordancia entre ésta y las leyes de tránsito.

“Muchas veces el crucero seguro está en los extremos, en las esquinas y lo que buscamos es realizar trabajos con el mínimo esfuerzo posible y poder cruzar hacia donde quiero ir”, indicó Sergio Andrade Ochoa.

Para ello sugirió un estudio para observar por dónde cruza la gente que  ayudaría a colocar los cruces seguros donde sean funcionales.

El integrante de la Organización No Gubernamental refirió que la primera causa de muerte entre menores de 0 a 14 años son atropellamientos, y tiene que ver también con los entornos escolares.

Dijo que en la CDMX hay vías rápidas cerca de escuelas, entonces con un cambio de infraestructura se reduciría el número de atropellamientos.

Esto a pesar de que el límite de velocidad en vialidades cercanas a instituciones educativas y hospitales es de 20 kilómetros por hora.

El especialista refirió que el entorno más peligroso escolar en la CDMX es entre la avenida México-Tacuba y Paseo de la Reforma.

En este sentido, Francisco de Anda, especialista en seguridad vial, coincidió en que los cruces seguros se deben de implementar en distintos puntos de la CDMX derivado del análisis de datos.

En entrevista con El Big Data aseguró que falta mucho por hacer en el tema de infraestructura para reducir la cifra de personas atropelladas.

“Se debe trabajar en construir banquetas más amplias, libres, planas, que no se inunden con sombra; para favorecer la peatonabilidad segura”, añadió.

Algunas de las vialidades con mayor registro de accidentes son los ejes viales y De Anda explicó que se debe a que estas vías amplias fomentan las altas velocidades de los automovilistas al tener la sensación de mayor amplitud.

A pesar de que primero fueron construidas como vías de doble sentido, se modificaron para ser unidireccionales y permitir un mayor flujo vehicular en zonas residenciales y comerciales, por lo que hay un cruce peatonal constante.

“La suma de vías rápidas con personas vulnerables te da el resultado de accidentes, principalmente atropellados”, señaló.

El especialista explicó que los cruces con semáforos, siempre generan accidentes graves, así que planteó su cambio por glorietas.

El 19 de noviembre de cada año se conmemora el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidente de Tráfico, con el objetivo de rendir un homenaje a todas las personas que han sufrido un accidente de tránsito, pero, principalmente, se busca concientizar a la sociedad sobre las consecuencias.

el Big Data