VENTAJAS DEL CARPOOLING

Comparte en tus redes sociales:

Se trata de una dinámica que gana adeptos en las grandes ciudades, ya sea en países desarrollados como en los emergentes.

Casi seis millones de personas en el mundo han compartido unos 90.000 vehículos durante el año pasado, práctica llamada carpooling. La mayoría de los casos se da en la zona del Asia-Pacífico, con poco más de 2 millones de usuarios.
¿Y qué es el carpooling? Compartir un viaje en automóvil con el fin de ahorrar costos y tiempos de traslado, incluyendo servicios de empresas a consumidores (B2C), como lo que hace Uber,  así como apps más informales que permiten a los usuarios contactarse entre sí para coordinar horarios, destinos, precios, entre otros.
Funciona también por simples acuerdos entre comunidades, condominios, zonas residenciales o lugares de trabajo.
Se trata de una dinámica que gana adeptos en las grandes ciudades, ya sea en países desarrollados como en los emergentes. Y genera un mercado.
The Boston Consulting Group (BCG) presenta un estudio titulado “¿Qué pasará con los servicios para compartir auto? La nueva movilidad y su impacto en las ventas de vehículos” en el que apunta que durante el año 2016 se reservaron 2,5 billones de minutos durante el año pasado y se generaron má s de US$700 millones en ganancias.
BCG proyecta un permanente aumento de esta práctica para el año 2021, basándose en el crecimiento de la población en las grandes áreas urbanas y del número de personas con permiso para conducir.
Si se estima que unas 385 millones de personas vivan zonas urbanas y más de 150 millones serán mayores de 18 años con licencia para conducir,  unos 35 millones se registrarán  en algún servicio para compartir el auto en 2021.
Tres aspectos positivos del carpooling
1. Genera conciencia medioambiental: Si se logran reducir los desplazamientos en autos particulares con un solo conductor y se aumenta el promedio de pasajeros por vehículo, se desarrolla un sólido aporte al tema de la huella de carbono.
2. Fortalece los lazos sociales: Los tacos o atascos son una de las principales razones de estrés en las personas que acuden a sus lugares de trabajo en auto. Escuchar música, conducir más despacio o acompañado son algunos de los consejos para reducir esos niveles de tensión que se generan.
Además, esta medida permite estrechar lazos entre los miembros de una misma organización, lugar de vivienda o comunidad, creando más cohesión y espíritu colaborativo.
3. Genera un aporte a la economía de las personas: Compartir auto permite al trabajador un importante ahorro económico.  Si por ejemplo “Alberto” trabaja todos los días de lunes a viernes y la distancia entre su domicilio y el trabajo es de 20 km. Si comparte vehículo con otras dos personas más y no viaja solo hasta el trabajo, se ahorra casi US$1700 al año.