DESPUÉS DEL DIESEL GATE

Comparte en tus redes sociales:

Volkswagen está intentando de nueva cuenta ser una fuerza importante en el mercado automovilístico de Estados Unidos, ahora que parece haber dejado atrás la peor parte del escándalo relacionado con el engaño sobre sus emisiones.

En 2015, las ventas de la empresa alemana se desplomaron después de que admitió haber diseñado un plan para que millones de autos diésel pudieran evadir los límites de emisiones. La empresa había ganado un número creciente de seguidores en Estados Unidos y otras partes del mundo porque aseguraba que en esos vehículos las emisiones de los tubos de escape se habían reducido y que llegaban más lejos con un galón de combustible que los autos impulsados por gasolina. En realidad, el software en los autos engañaba a los reguladores sobre la cantidad de óxido de nitrógeno que estaban liberando.

Con la esperanza de acelerar su recuperación, el 10 de octubre Volkswagen nombró a un ejecutivo estadounidense clave en el aumento de las ventas de sus autos de lujo Audi para que se encargue de las operaciones en Estados Unidos.

El ejecutivo, Scott Keogh, director de Audi of America, remplazará a Hinrich J. Woebcken, quien reorganizó Volkswagen of America en sus tres años como presidente y director ejecutivo de esta empresa. Keogh será el primer ciudadano estadounidense en ocupar ese puesto en 25 años.

Los distribuidores de Volkswagen recibieron con agrado el cambio. Señalaron que las ventas de Audi en Estados Unidos aumentaron a más del doble en los seis años que Keogh, de 49 años, dirigió la marca de lujo. Keogh ayudó a posicionar sus autos en la misma liga de los modelos de automotrices como BMW y Mercedes-Benz.

“Scott es un tipo bastante intenso y ha sido clave en Audi”, comentó Jeff Williams, propietario de las concesionarias de Volkswagen y Audi en Lansing, Michigan. “La estabilidad es fundamental para esa marca. Si él puede brindar entusiasmo y estabilidad, entonces me siento muy optimista”.

Volkswagen se rehusó a que Keogh, quien asumirá el cargo el 1.o de noviembre, ofreciera una entrevista. Woebcken, de 58 años, no ha sido nombrado para un nuevo cargo ejecutivo, pero continuará como asesor de la empresa.

Fuente : MSN